todo llega y todo pasa

Otro día más me siento a escribir, acerca de mí, de mis sentimientos, de mi momento presente. Observando la belleza de la instantánea que os muestro, se agolpa tanto que decir en mi cabeza, que mis dedos no alcanzan a la velocidad de lo sugerido por mi mente ¡Voy a encuadrar, que si no divago y solo me entiendo yo..!

Como la vida es puro regalo

Como la vida es puro regalo, si así lo queremos ver, estos días he tenido el privilegio de visitar esta belleza de ciudad que es Oporto ¿motivo? Acompañar a mi hijo Pablo a su comienzo de Erasmus, a su comienzo de vida semiindependiente, y también, el comienzo de una nueva etapa para mí. Más fácil de digerir, lo primero que lo segundo ¿Qué por qué? Pues porque salvo en contadas ocasiones, al menos en España, por mucho que nos digamos a nosotros mismos frases tipo “yo también tengo vida aparte de cuidar y ver crecer a mis hijos…” la realidad, suele ser bien distinta, y en menos que canta un gallo, cambiamos nuestros planes en cuánto nuestros hijos insinúan un “¿Qué vas a hacer ahora, mami?…  porque si no vas a hacer nada sería un puntazo que me llevaras a la uni en coche, que he quedado para estudiar y voy tardísimo…”

Hora de echar a volar

Vuelvo a la foto: esplendor del río Duero, gran caudal de agua, todo fluye, la vida es eso, en el proceso de ir y venir, despertar a nuevas etapas y dejar atrás otras que ya no corresponden, ni para nosotros ni para el pleno desarrollo de nuestros hijos… hora de echar a volar con sus propias alas y hora de volar yo misma, más alto aún, dejando ir, de un plumazo, los paradigmas en los que crecimos, al menos yo sí, esa creencia de que vivir desde el DESAPEGO EMOCIONAL es de mala persona, esa sensación de que no estar al servicio de nuestros hijos en todo momento es de ser mala madre o mal padre… un momento… reformulo y cuestiono ¿no será que es más fácil vivir al abrigo de las necesidades de otro para dejar de lado la responsabilidad, en primera persona, de vivir preguntando cuáles son mis necesidades y como elijo vivir?

Ahora me toca a mí

Fijaos si es común que está tipificado en psicología, se conoce como SÍNDROME DEL NIDO VACIO… ¡nada menos!.. con todo el respeto que se merece quien inventara este termino, me da escalofríos!  Al margen de esto, que evidentemente es lo que menos importa, lo cierto y verdad es que define muy bien el VACÍO EXISTENCIAL  que se produce en los padres, si nos dormimos en los laureles y no nos preparamos para darle la vuelta a la situación y exclamar en voz alta ”Ahora me toca a mí”… todo lo demás son ganas de entrar en un papel de VÍCTIMAS EMOCIONALES DESVALIDAS, que a estas alturas de la película y, con hijos de esta edad, (el que más y el que menos rozamos el medio siglo) sinceramente, me parece, fuera de lugar.

Todo pasa y todo llega

El tratamiento para este ESTADO EMOCIONAL: “vive para ti, disfruta de tu tiempo, reinvéntate, conócete mejor… AHORA no hay excusas… ahora no hay dónde ni detrás de quién esconderse… ahora estás contigo mismo plenamente, ahora es momento de chequear si eres feliz con la vida tal y como la tienes planteada, quizá sea momento de REAJUSTAR mucho de ti y de tu alrededor… quizá te des cuenta ahora de manera nítida que la vida es corta, los hijos crecen, quizá te des cuenta ahora que TODO PASA Y TODO LLEGA… a lo mejor es el momento de vivir tu Erasmus en plena madurez, no te propongo sacar los pies del tiesto e irte de borrachera como si no hubiera un mañana. Hablo de VIVIR PLENAMENTE CONSCIENTE EL AHORA, lo que ELIGES, ábrete a lo nuevo, replantea este nuevo período que te brinda la vida como una OPORTUNIDAD de RECOMENZAR.

La elección está en tu mano… ¿desde que perspectiva quieres verlo?  La ciudad de Oporto ofrece las dos márgenes del río, sin la complicidad entre las dos, la belleza del “Douro”, como le llaman los portugueses, no sería completa. Para haber llegado hasta aquí, has empleado grandes dosis de empeño y dedicación con tus hijos…. ¿preparado para nadar hacia la otra orilla y completarte a ti mismo? Disfruta del camino.

?