Entradas

memories

¿Qué fue de aquellos instantes que quedaban inmortalizados en papel y que colocábamos en nuestros hogares para revivir MOMENTOS ESPECIALES a simple golpe de vista?

El otro día me avisaba mi móvil de que me estaba quedando sin espacio en mi nube… ¡cielos casi 2000 fotos guardadas!

Me pongo a repasarlas.. ¡qué bonito sería tener esta en un marco para verla… y esta… quizá esta otra también!

Recuerdos

El MUNDO VIRTUAL, maravilloso y práctico por un lado, frío y deshumanizante por otro, si no le cogemos la medida justa… ¡cómo todo en esta vida!

Nuestra existencia y en gran medida todo lo que queramos saber y recordar queda encerrado dentro de un rectángulo llamado móvil que llevamos con nosotros a todas partes. A modo de apéndice se mimetiza con nuestro limitado espacio vital… Pareciese que lo necesitáramos más que el aire que respiramos… Si se nos olvida, volvemos a casa a por el, casi como si fuera humano… y si se nos pierde… podemos entrar incluso en pánico.

¿Realidad o ficción, somos de verdad o virtuales?

Soy defensora, y más en los últimos tiempos de las enormes ventajas del avance tecnológico… Aunque mi bis más clásica, por llamarlo de alguna manera, sigue inclinando la balanza a disfrutar más sintiendo el tacto de las páginas de un libro cuándo lo tengo entre mis manos que con la lectura desde mi portátil… Lo mismo me ocurre con la música… Recuerdo con deleite e ilusión aquellos días en los que disfrutaba por adelantado con la simple idea de ir a comprar CDs… Estamos todos de acuerdo que una simple aplicación bajada en nuestro Smartphone nos proporciona en un momento todos los títulos que podamos desear… Personalmente, sigo prefiriendo el ritual de elegirlos en la tienda y llevármelos de regalo a casa, colocarlos en mi aparato de música con bastante volumen y dejar que mis sentidos se deleiten… Para mí va mucho más allá de un simple: “Alexa: grandes éxitos de Elton John” 

Para gustos … Tenemos todo el arco iris por delante para elegir… Me gusta el avance, me gusta la evolución pero me pregunto ¿no estaremos dejando atrás parte esencial de nuestra HUMANIDAD Y EMOCIONALIDAD? ¿nos pasarán factura, a medio plazo, tanta tecnología y control?

¿Nos tecnificamos y nos sentimos más libres o más esclavos?

Recuerdo haber visto alguna película futurista en el pasado cuya sinopsis quitaba el hipo “cuando lo inverosímil ocurre… El hombre es alienado por sus propias creaciones tecnológicas…”

Reencuadro la temática que nos ocupa… que aunque TODO FORMA PARTE DE TODO, hoy he venido a rememorar y compartir con todos los que estáis ahí la belleza de una foto en papel, su importancia para mí. Esa perpetuación de nuestra historia, ese legado a las generaciones siguientes… Casi podría suponer un mejor entendimiento de nuestra propio existir, la historia de nuestro árbol, de nuestros predecesores, nuestra tribu… Un eslabón de unión importante para comprender más acerca de los que vinieron antes, los que estamos aquí y ahora ,en este plano físico y los que vendrán…

Por que… ¿no son, en cierto modo, las FOTOGRAFÍAS retales de nuestro MATERIAL GENÉTICO, no solo para encontrar parecidos a NIVEL FÍSICO, sino también GESTUALES Y HASTA CONDUCTUALES?

Instantes especiales

Como acertadamente y en pocas palabras pone de manifiesto la expresión. ”Una imagen vale más que mil palabras”… Rompo una lanza por las fotos impresas en papel, como antes hacíamos… Adornar nuestros hogares con esos INSTANTES ESPECIALES. Enseñar y transmitir a nuestros jóvenes la importancia de EVOLUCIONAR TAMBIÉN A TRAVÉS DE LAS TRADICIONES.

Mantengamos vivas esas pequeñas costumbres que nos  arraigan a la SABIDURÍA HUMANA ANCESTRAL. Sigamos en una evolución constante donde TECNOLOGÍA Y HUMANIDAD se dan la mano en amorosa fraternidad.

Como hábiles equilibristas caminemos avanzando adelante sobre esa delgada línea que hace gran diferencia… a caballo entre las dos polaridades, evitando engordar más de la cuenta el fenómeno tecnológico no sea que al final acabemos siendo engullidos por el. ?

Caminando esta misma mañana por nuestro maravilloso parque de María Luisa se amontonaron en mi nariz una SINFONÍA DE OLORES tierra, flores, árboles… y a la misma velocidad comencé a EVOCAR RECUERDOS que me transportaron, de inmediato, a escenarios muy diversos en TIEMPO Y ESPACIO… ¿te has preguntado alguna vez el cómo y el por qué de esto?

¿A qué huelen tus recuerdos?

Las MEMORIAS inducidas por los aromas son mucho más fuertes que aquellas que provienen de los sentidos de la vista o del oído. Con frecuencia nos llevan a episodios de nuestra más tierna infancia. A menudo recordamos más las SENSACIONES vividas asociadas a esos olores que las escenas o los eventos en sí mismos. Podríamos llamarlos casi REGRESIONES en el tiempo. Consiguen ponernos todo el cuerpo en pie… Si cerramos los ojos y nos concentramos REVIVIREMOS LAS EMOCIONES tan realmente como si volviéramos a ese tiempo.

Como ANIMALES PERFECTOS que somos traemos de serie un cerebro también perfecto. Dentro de él hay una especie de CAJA DE PANDORA DE LOS RECUERDOS. Es casi como introducir una moneda  en  una máquina de refrescos, elijo el refresco y pulso el botón. El  SISTEMA LIMBICO trabaja de igual manera. Hueles y a modo de ORDENADOR GIGANTE el servidor de nuestro procesador mental, busca el correspondiente recuerdo en nuestro archivo. Cierto y verdad es que recordamos de manera abstracta, aunque el IMPACTO EMOCIONAL puede ser bastante intenso y real.

Misterios y capacidades de nuestra mente

¿SUEÑO O REALIDAD? ¿cómo es que puedo reconectar con un suceso tan aparentemente alejado en el tiempo con esa viveza?  ¡Cuánto nos queda por descubrir acerca de los MISTERIOS Y CAPACIDADES DE NUESTRA MENTE!

Sí, mis queridos amigos, somos ANIMALES PRIMITIVOS Y OLFATIVOS.

Recuerdo con mucha ternura un episodio de mi segundo hijo recién nacido. Habrían pasado unos 15 días desde su nacimiento. Estábamos en plena vorágine de adaptación, tanto el como yo, ya sabéis, esos momentos en los que el bebé te absorbe tanto que no tienes tiempo ni para ducharte tranquila 5 minutos.

Pablo lloraba y lloraba en su hamaquita, dentro del baño, conmigo, y de manera intuitiva, coloqué mi bata de estar en casa junto a su carita… el efecto fue inmediato… La prenda impregnada de mi olor lo calmó en un santiamén ¿magia? … No.. La asociación del olor de la prenda conmigo le susurró: “es solo un momento, estás a salvo, estás en tu ZONA DE SEGURIDAD.

Nunca olvidaré como se quedó dormido acurrucado a mi bata impregnado de lo que el asociaba  con su TRIBU, con su ORIGEN.

Renovarse o morir

Del mismo modo nos emparejamos románticamente. Es de todos conocidos que elegimos a nuestra pareja, en un  alto porcentaje por su olor, y por todas las connotaciones que lleva aparejadas. El olor de alguien que pudiera contribuir, a la MEJORA DE LA ESPECIE, se traduciría en una escalada hacia arriba de la siguiente GENERACIÓN.

RENOVARSE O MORIR… así se escribe, desde que el mundo es mundo. Esta SELECCIÓN tiene lugar en todas las especies… La humana no iba a ser una excepción.

Doy un salto hacia la foto que encabeza estas líneas. Como podeis apreciar, soy ANIMAL bastante olfativo y me deleito mezclando FRAGANCIAS. Personalmente prefiero envolverme en olores cítricos y frescos, vestirme con ellos de sencillez, descomplicación y limpieza… ¿quizá porque me recuerda a cómo olía mi madre? 

¡Touché!

Volver a los orígenes

Como veis todos volvemos a los ORÍGENES y todos los olores tienen un HILO CONDUCTOR EMOCIONAL Y ANCESTRAL MUY FUERTES.

Nuestros primeros recuerdos son los olores… Grabados con letras de fuego en los más recónditos huecos de nuestro cerebro. Respira profundo y siente… Revive la película tantas veces como quieras… el repertorio es amplio y nos condiciona hasta cuándo seleccionamos un detergente para lavar la ropa  y no otro. El olfato nos condiciona y mucho… en la misma medida para olores que nos resultan desagradables, por supuesto.

Para gustos… OLORES. Deleitate y RECUERDA que lo que simplemente nos gusta por su olor no es mera CASUALIDAD. Despierta tus sentidos y tu memoria… Cierra los ojos para concentrarte mejor y …FELIZ VIAJE AL PASADO DESDE EL AHORA. ?

Hazlo

Me RECUERDO DE NIÑA… me recuerdo con la cabeza sobre la almohada de mi cama… me recuerdo con los ojos cerrados… entre despierta y dormida le decía a los REYES MAGOS… en especial a Baltasar que era mi rey preferido: “tráeme lo que te he pedido… anda… tu seguro que puedes… aunque se que hay muchos niños en el mundo… tu puedes traerle todos los juguetes a todos los niños… para eso eres un rey mago…”

¡Hazlo!

Siempre fue muy comedida en mis peticiones… creo que ya desde pequeña disfrutaba más IMAGINANDO COMO IBA A SER que con el propio regalo que podía tocar y  ver luego… esa mezcla de FANTASÍA Y REALIDAD siempre ha marcado y enmarcado mi existencia… el TODO ES POSIBLE es inherente a mí… casi casi como el respirar.

Ahora que he perdido el MIEDO de épocas pasadas… o mejor dicho que me he dado cuenta que lo reconozco perfectamente cuándo aparece e intenta apoderarse de mí… ahora tengo el ANTÍDOTO… te veo… te traspaso… y se que detrás hay un remanso de PAZ maravilloso… algo así como lanzarte al vacío gritando y temblando… con la adrenalina invadiendo mi cuerpo… sabiendo, con absoluta certeza, que estoy en el camino correcto  cuándo hay algo que me empuja al ¡HAZLO… JUST DO IT..!  

¡Lánzate!

Desenroscando la CABEZA MENTAL y dejándome llevar por lo que me dicta el corazón… aunque aparentemente pueda parecer que no tiene sentido… si sientes la llamada…JUST DO IT … ¡no pienses… sólo siente… lánzate..!

Ya ves, querido amigo, acabo de cumplir años y voy descumpliendo…DESCOMPLICÁNDOME, ABRAZANDO NUEVAS SENSACIONES… cualquiera pensaría que estoy involucionando en vez de evolucionar… pero no… nada de eso… me lo dice mi termómetro interno “cada vez afinas más en tu rumbo… cada vez es más natural la TOMA DE DECISIONES… cada vez te acercas más a TU ESENCIA… cada vez eres más una sola con tu NIÑA INTERIOR… cada vez te conoces más y mejor…”

El diseño de tu obra… es enteramente tuyo

Comparto ahora unas pocas líneas escritas en la mesa de la cocina, después de comer una piña deliciosa… y dice así: “te escribo a ti mi niña… a esa que fuiste y que eres.. para decirte que estoy aquí contigo… HOY Y SIEMPRE… Te abrazo y te susurro abrígate de AMOR Y PAZ… siente y sabe que tu TRANSFORMACIÓN ya es un hecho… funde en una sola tus TRES ALMAS pasado, presente y futuro y comienza a saborear desde el más profundo MERECIMIENTO la NUEVA ERA DORADA que está tan cerca de ti como tu propia respiración… toma lápiz y papel y pide el ERASE UNA VEZ QUE MÁS TE GUSTE

EL DISEÑO DE TU OBRA… es enteramente tuyo… puedes añadir o quitar, a tu antojo…parar… seguir de corrido, si lo tienes muy claro…el ritmo lo marcas tú, el color y el sabor también… así que la RESPONSABILIDAD DE TU CUENTO… también es enteramente tuya. Este cuento que te propongo es tan real como la vida… ya sabes que soy de las que creen en el trabajo de campo… osea que sin EXPERIMENTACIÓN no estamos hablando más que de PROYECTOS pero no de ACCIONES.

¡Actúa!

Imagina, visualiza, actúa, equivócate… pero, por favor te lo pido, ¡ACTÚA!… sobre todo no te engañes, tratando de esconderte detrás de uno de los papeles que has adoptado tan a la perfección… que puedes incluso llegarte a creer que ERES TÚ MISMO…aunque… dentro de ese espacio mágico que todos tenemos llamado conciencia sepas que no.

Por si te puede allanar el camino, aquí va una sencilla práctica: comienza por cosas pequeñas y cotidianas. Yo le llamo el JUEGO DEL SI Y EL NO. Se trata de ser consciente, al menos tres veces en un día, de cómo decimos NO queriendo decir un como una casa y viceversa… este último, creo que bastante más frecuente.

Sé fiel a ti mismo

CASO PRÁCTICO: Tu vecina llama al timbre: “¿Qué tal?… ¿como estáis…? Blablabla… Me da muchísimo apuro pero, hija, mira como tengo la cabeza de canas y no tengo con quién dejar a la niña… ¿a ti te importaría que se quedara aquí jugando mientras con los tuyos… es que si me la llevo se aburre y me da un coñazo tremendo…no te sientas obligada, dímelo, de corazón…”Ahí estás tú…sí, con la sonrisa a punto de desdibujarse con lo que te acaban de endosar… pero te dices a ti misma…” aguanta el tipo… no te apetece nada… pero… hija… no seas mala persona…”

Ya hemos topado de bruces con el meollo de la cuestión: si digo lo que me apetece que es un NO con mayúsculas, siento que soy mala persona… porque así nos han educado… desmenuzando el tema: prefiero decirme NO a mí misma que decirte NO a ti… de cualquier manera estoy NEGÁNDOME A MI MISMA… si le digo no a mi vecina me invade la CULPABILIDAD FRENTE A TERCEROS y si le digo que SI estoy desoyendo lo que mi interior me dice que quiero hacer… ¿estamos de acuerdo..?

Invierte en ti mismo

Está la llamada calle de en medio que no es más que SER FIEL A UNO MISMO y reconocer si QUIERES HACER ALGO O NO más allá de las AUTOCENSURAS… porque en realidad siempre somos nosotros mismos los que nos coartamos… Con la mejor de las sonrisas, si ese día en concreto no te apetece, no te viene bien o no quieres, te VISTES DE COHERENCIA HACIA TI MISMA y contestas: “pues hoy me bien regular… es mi tarde de relax… los niños están tranquilos estudiando y estoy preparándome un delicioso baño, así que no voy a poder estar pendiente de ella… espero lo comprendas…”

Así de SENCILLO… no es más que cuestión de PRÁCTICA… INVERSIÓN DE PENSAMIENTO se llama… te deseo, de corazón que tu mejor regalo sea INVERTIR EN TI MISMO en este nuevo año que ahora comienza.

?

la música amansa a las fieras

Música, en cualquiera de sus modalidades, tan sólo unas notas..que en un orden determinado producen una MELODÍA, con letra o  sin ella… la música es para mí,  la banda sonora de la vida… Posiblemente una de las más ancestrales FORMAS DE COMUNICACIÓN entre la humanidad, capaz de unir a la gente más dispar en una DANZA común, de expresión, de recuerdos… capaz de cambiar en un instante nuestros RITMOS FISIOLÓGICOS, alterar nuestro ESTADO EMOCIONAL, aportando paz a nuestro espíritu… definitivamente elijo vivir con música.

La música amansa a las fieras

Desde tiempos remotos el hombre ha coexistido con ella, prueba de ello son instrumentos como los tambores ,los timbales o la lira de la antigua mesopotamia, cuya antigüedad se remonta a… 4000 años A.C… Desde que el mundo es mundo hemos coexistido y evolucionado con la música. BAILAR en grupo conlleva, automáticamente, un sentimiento de PERTENENCIA a la tribu y unión con nuestros congéneres.

En cuanto oímos música, seamos conscientes o no, comenzamos a segregar sustancias del bienestar en el cerebro, lo mismo que nos ocurre ante un buen plato de comida o una copa de buen vino. Las llamadas DOPAMINAS inundan nuestros circuitos cerebrales y nos hacen sentir estupendamente bien.

Hay un refrán en relación a la música que me encanta y con el que no puedo estar más de acuerdo. Seguro que habéis oído la célebre expresión “la música amansa a las fieras..”, mítico  refrán que rinde honores al músico y poeta griego  Orfeo, de quién se dice que tocaba instrumentos musicales con tal destreza y delicadeza que era capaz de cambiar, en un abrir y cerrar de ojos, los COMPORTAMIENTOS más agresivos.

Maneras de percibir

No se si Orfeo practicaba la MUSICOTERAPIA sólo para amansar a animales o también hacía lo propio para dulcificar ánimos humanos. Aunque ni mucho menos soy Orfeo, he puesto en práctica la técnica yendo en el coche con mis dos hijos, cuando eran más pequeños, y es “mano de santo”. Ante el acecho de una posible disputa entre los dos, música de la buena a toda pastilla, y al segundo y medio todos cantando tan ricamente.

Si te gusta la música, como a mí, te propongo que escuches con antención, cualquier pieza o canción que te inspire… cuándo termines, desmenuza el por qué escogiste esa y no otra… seguro que descubres muchos más factores involucrados de los que inicialmente podrías pensar… Intenta llegar EMOCIONALMENTE con  esa canción a tus profundidades, intenta escribir, aunque sean palabras sueltas, que te sugiere… quizás, te des cuenta que, en ocasiones, una simple melodía o conjunto de notas musicales son suficientes para poner en marcha MEMORIAS y maneras de PERCIBIR que ni sabías que existían.

Sentimientos y Emociones

La música hace brotar SENTIMIENTOS Y EMOCIONES, es poesía sin palabras, cada nota encierra una cadencia, un sonido perfecto en un tempo perfecto. La sensibilidad para degustar la música se aprende, con la práctica, se nace músico pero se puede aprender a ser AMANTE DE LA MÚSICA.

La música está muy presente en mi vida, cuando medito entre sartenes y cazos, cuando me voy a la ducha, cuando quiero quedarme un rato con los ojos cerrados y deleitar mis sentidos con una melodía a tono con mi ESTADO DE ÁNIMO.

La música es consustancial al ser humano, cierto y verdad  es que el APRENDIZAJE OBSERVACIONAL también hace su trabajo… crecí con el antiguo tocadiscos enchufado día sí, día también. Desde siempre me gustó CANTAR Y BAILAR. Recuerdo con verdadero cariño a mi profesora de música, las horas practicando con la flauta, poniéndole la cabeza como un bombo a mi madre, que de vez en cuándo protestaba: ”que intensa eres para todo, hija mía, cuando se te mete algo entre ceja y ceja aprender algo, sigues… y sigues y sigues hasta que acabas saliéndote con la tuya…”

Ser y Sentir

Gracias a todo mi entorno próximo por favorecer ese contacto casi constante con el ARTE de cantar bailar, escuchar buena música e incluso atreverme a componer alguna que otra cancioncilla a mis niños cuándo eran pequeños, los cogía en brazos y bailaba con ellos, esas caritas desde muy bebés de sorpresa, esas carcajadas al ritmo de la música… como cuándo te montas en la montaña rusa y sientes esas cosquillas en el estómago, a caballo entre miedo y disfrute… cosquillas o mariposas que también asociamos a los  preludios del enamoramiento, esos momentos cuándo parece que no nos cabe el corazón en el pecho de tanto sentir… eso es para mí la música, pura exaltación de los sentimientos a flor de piel.

Excelente musicoterapia en la que podemos SER Y SENTIR plenamente sin pensar. ?

Adoro ese subidón de ENDORFINAS de bienestar que experimento cuando voy a comprar algo para mí, me encanta la emoción que siento al ESTRENAR modelo  y SENSACIONES. Tanto es así que más de una vez, en el mismo probador, le he preguntado a la persona que me atendía : “¿puedo estrenarlo AHORA? ¡Me gusta tanto que me encantaría llevármelo puesto…!”

Caprichosa a tiempo parcial

Mi parte de NIÑA, de novedad, de sentirme viva con esos pequeños PLACERES, sigue estando muy presente en mi vida…esos CAPRICHOS tan placenteros y tan SENCILLOS, que cambian en un tris el color de tu visión del día… ¿y por qué no?… a veces tenemos en nuestra cabeza, tan grabado a fuego, que el ser caprichoso no es bueno que podemos sentirnos culpables hasta por comernos a media mañana un trozo de pan con mantequilla… ¡pamplinas!

Cierto y verdad es, que hasta la propia definición de “capricho” y “caprichoso”, están impregnados de connotaciones, cuanto menos contrapuestas al razonamiento y la lógica. Rompo una lanza  por lo espontáneo y muestro la otra cara de la moneda ¿no será que a veces, el ALMA, ansía deleitarse y ensancharse dándose a ratos un respiro, lejos de los dictados de la MENTE PENSANTE Y ANALÍTICA?

Todo en dosis pequeñas, como los buenos perfumes guardados en frascos pequeños, es bueno, al menos así lo siente esta CAPRICHOSA A TIEMPO PARCIAL que ahora os escribe.

En la misma medida que disfruto y venero mi TEMPLO FÍSICO, alimento mi ALMA  Y MI ESPÍRITU con EMOCIONES PLACENTERAS y sigo, a pie juntillas, los dictados de mi INTUICIÓN.

Ese Libro Azul…

Fue y es, esa intuición, la  que me llevó aquél día, hasta la estantería donde descansaba ese LIBRO AZUL.

Del mismo modo que me gusta  ESTRENAR MODELO me gusta ESTRENAR CONOCIMIENTOS. A través de la LECTURA me empapo de SABERME, APRENDERME, DESCUBRIRME… Aquél día, como tantas otras veces, compré aquél libro de manera absolutamente, impulsiva, intuitiva, ni tan siquiera lo abrí para hojearlo… aparentemente era un libro neutro, por el grosor de su lomo, extenso, aunque nada hacía imaginar que contenía, para mí, el gran paso hacia LA VERDADERA ESENCIA DEL AUTOCONOCIMIENTO.

Llegué a casa hambrienta de letras, como siempre que compro un nuevo libro… me acomodé para empezarlo… lo abrí, comencé a leer… apenas pude terminar de leer el primer párrafo… una extraña sensación de MIEDO recorrió todo mi cuerpo… lo cerré muy asustada y pensé “ ¿qué es esto..? Me quedé fija en el título “UN CURSO DE MILAGROS” fundación para la PAZ INTERIOR.

No entendía nada: ni por qué había comprado aquél libro, aparentemente relacionado con religión, catolicismo, Dios, iglesia…¡que gran cacao mental tenía en mi cabeza, que distorsión de conceptos, a caballo entre lo que me habían enseñado y lo que yo creía que era…!

Estaba estupefacta y aturdida, como si hubiera estado leyendo unas pocas palabras en un idioma extraño, totalmente ajeno a mí, desconocido…

Coloqué EL LIBRO AZUL junto a otros muchos… y llovieron varios otoños, nada más y nada menos que 14… y me acompañó en todos mis cambios de casa… en cada mudanza, al recolocar de nuevo los libros en el  nuevo espacio, siempre estaba ahí, en SILENCIO, a la espera de que llegara el momento justo, mi momento para mirarme de frente en el espejo de mi propia esencia…Y el momento llegó… y un buen día de julio, sin más, mi intuición me llevó de nuevo hacia ESE LIBRO AZUL…y supe, en ese instante, que estaba lista para experimentar la libertad y la expansión de mi ALMA.

Amor, amor, amor

Fue entonces cuándo aprendí lo que significan conceptos como “AMOR hacia uno mismo, renuncia al CONTROL y a las EXPECTATIVAS, TODOS SOMOS UNO, PROYECCIONES… y tanto que podría escribir, escribir y escribir… la emoción me embarga y lágrimas vienen a mis ojos… lágrimas de inmenso AGRADECIMIENTO por saber ESPERAR, esperarme, a estar lista, a aceptar la SABIDURÍA ANCESTRAL que todos llevamos dentro, a ser MERECEDORA, a creer que TODO ES POSIBLE… ¡que equivocada estaba, cuánta energía poseía y cuánta proyectaba hacia afuera, hacia los demás, cuán sedienta estaba de mí misma, de mis cuidados, de mis mimos, también de mi fortaleza, de mi risa, de mis caprichos, cuánto mal hacen los conceptos mal entendidos..!

A la par que iba adentrándome en el libro, iba adentrándome más y más en mi INTERIOR, como entrar, a golpe de machete en una tupida selva, sustituyendo el machete por una DIVINA mano que con sutil delicadeza, iba apartando de mi camino cualquier impedimento… paso a paso y mano a mano con el DIOS que todos llevamos dentro, alcancé el OASIS, ese remanso de PAZ que hace que todo tenga sentido en el exterior… DE DENTRO HACIA FUERA, con cimientos firmes y bien entendidos: la única y universal religión es el AMOR, nuestro mejor y único PROPÓSITO DE VIDA es RECORDAR QUIENES SOMOS EN ESENCIA y contribuir a que seamos cada vez más los que DESPERTEMOS EN ESE CAMINO DE VUELTA a casa.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

?

¿Te acuerdas de mí?

Tan real como la vida misma ¿cuántas veces nos presentan a alguien que dice conocernos y no lo RECORDAMOS?.. Su nombre, en que lugar nos vimos por primera vez, quién nos presentó… ¡qué agobio..! Ante la afirmación rotunda de ese alguien que asegura conocernos, ahí estamos nosotros buscando desesperadamente en nuestra MEMORIA A CORTO O A LARGO PLAZO o en el tipo de memoria que sea que nos saque de ese aprieto.

“Te recuerdo perfectamente” dice con seguridad nuestro interlocutor… en aquél entonces tu llevabas el pelo muy largo y liso… ¡cuánto tiempo..! ”Tu cara de no entender absolutamente nada te delata y con la mejor de tus sonrisas y absoluta sinceridad contestas: ”creo que me estás confundiendo con otra persona… en mi vida he llevado el pelo tan largo”… Nuestro interlocutor insiste: ”me juego lo que quieras a que eras tú… a ver si consigo ponerlo en pie”.

¿Te acuerdas de mí?

Esta escena tan cotidiana puede darse, esperando en la cola del baño de un restaurante cualquiera o como me ocurrió a mí, recientemente, durante un taller de postgrado ¿En función de qué factores RECORDAMOS U OLVIDAMOS?

La selección y clasificación es extensísima, pero lo que sí es seguro es que siempre confluimos en un punto crucial: clasificamos y etiquetamos en torno a  la MEMORIA COLECTIVA, en un aspecto más genérico, pasando luego a filtrar hacia aspectos más concretos a  través de la llamada MEMORIA SELECTIVA. Es decir, a una mesa la llamo “mesa” y la reconozco como tal porque me lo han enseñado así desde que tengo uso de razón, genéricamente, una superficie, con formas cuadrada, redonda, rectángular o hexagonal, sustentada por patas, es ubicada en tal categoría.

Continúo afinando: si la “mesa” está asociada en mi memoria a reuniones familiares y esas reuniones familiares están enlazadas, a su vez, a EMOCIONES  PLACENTERAS, como la alegría y el amor, me encantarán no solo las mesas, diseñadas  y decoradas a mi gusto, per se, sino que quedarán fijadas a ese concepto una serie de ACTITUDES EMOCIONALES (mesas-reuniones-familia/amigos-compartir-bienestar).

Puede que te preguntes ahora que tiene que ver una “mesa” con recordar o no a alguien… Pues resulta que como la mente humana es prodigiosa, la persona que me recordaba con el pelo llegándome casi hasta la cintura estaba en lo cierto.

De repente el archivo buscado estaba en la bandeja de entrada de mi memoria: ¡“ostras, Inma, esta chica tenía razón! ahí estaba, nítida y clara, como un cielo azul y despejado, mi fotografía mental: fiesta de disfraces, Madrid, hace la pila de años, temática del disfraz… años 60, movida hippie, ahí estaba yo con una peluca que me llegaba hasta la cintura ¡claro que era yo…!”

Memoria Colectiva – Memoria Selectiva

Desde siempre me ha gustado saber el por qué de todo, sí, yo era de esas niñas curiosas e incansables para los padres, que quieren saber de la mañana a la noche…resulta que, afortunadamente, para mí, sigo siendo igual, así que la pregunta hacia mí misma fue instantánea: ¿por qué no te acordabas, incluso, negabas, al principio que pudieras ser tú? La respuesta fue tan rápida como la pregunta: “olvidé esa etapa de mi vida porque la tenía ASOCIADA A SENSACIONES Y EMOCIONES DESAGRADABLES conmigo misma, así que de manera, inconsciente, metí esos archivos en las profundidades de mi mente… Dicen que la distancia es el OLVIDO… aunque eso creemos siempre hay alguien o algo que nos hará volver a ese momento. Sin dudarlo, me acerqué de nuevo a la chica que me había reconocido desde el principio, le dí un leve toquecito en el hombro para llamar su atención y le dije: ”ya me he acordado…ciertamente sí nos conocemos, y ciertamente, aunque era una peluca, me has conocido con el pelo muy largo, era yo, estaba disfrazada, pero seguía siendo yo”

¡Cómo DISFRAZAMOS Y ANESTESIAMOS NUESTRAS PERCEPCIONES …a veces, tanto que podemos vivir como reales eventos que no han ocurrido, así como enterramos otros en lo más hondo de nuestro corazón, hasta el punto de negar que han ocurrido o tergiversar, como acontecieron..!

Creemos  lo que queremos creer

Los  SENTIDOS siempre a nuestro servicio, aunque dirigidos por nuestro navegador central, la MENTE, poderosa hasta el punto, que, creemos  lo que queremos creer, convirtiéndolo casi en un credo, una verdad absoluta. Como muestra, la historia, en primera persona, que acabo de contaros.

Cuando estamos preparados y es tiempo de desempolvar viejos recuerdos, aparece la situación que nos hace rememorar, es algo así como haber hecho un pedido cósmico desde nuestra MENTE SUBCONSCIENTE: ”querido universo, ahora estoy preparada para guardar, de manera adecuada para mí, aquella situación que casi no recordaba… el evento en sí es lo menos importante, lo verdaderamente importante es como me sentía, los  RECUERDOS EMOCIONALES de mi yo de entonces quedan saneados y entendidos… ahora puedo archivarlo sanamente.

Cierro con esta infantil adivinanza: ”oro PARECE plata no ES… adivínalo pronto y dime qué es…”

¿Te atreves a poner en tela de juicio tus verdades absolutas?

?