Entradas

Y de repente… la familia crece

El episodio de hoy no va, evidentemente de que salgo en los periódicos porque en plena cincuentena me he quedado embarazada… aunque en los tiempos que corren cosas más raras estamos viviendo… Lo que hoy vengo a contaros y compartir, llena de satisfacción, es la plena ACEPTACIÓN de los regalos tal y como vienen, tanto los regalos como el lazo del envoltorio, son los perfectos. Ahora cuando ya había conseguido casi cortar sanamente los vínculos de APEGO con mis hijos, aceptar que cada uno vive su vida y yo también la mía, cortar amorosamente ese cordón umbilical con una sonrisa de nostalgia pero que mira el presente y proclama en voz alta: “ahora la vida me regala esa MADUREZ PLENA ese tesoro tan preciado que por ese valor incalculable que rezuma nos cuesta atrevernos a disfrutar… Pareciese como si la LIBERTAD a la que nos invita pesara más que el mismo plomo… Es ahora como sin esperarlo, nos reunimos todos de nuevo.

Y de repente… la familia crece

Bueno, pues resulta que en los últimos días hemos pasado de ser OSCAR Y YO, a ser, Pablo, mi hijo pequeño que vuelve del Erasmus, mi hijo mayor Javier y mi nieto felino, Alfonso… De ahí, obviamente el título que encabeza el post de hoy.

Inmenso AGRADECIMIENTO al universo y a Dios, vaya por adelantado, que me ha colmado del regalo más preciado, el AMOR con mayúsculas, a mí misma, a mi pareja, a mis hijos y a saber digerir, con MAESTRIA Y EQUILIBRIO, el torrente de emociones que vivo en estas horas.

He aprendido la lección

¡Qué preciosa esta oportunidad para fortalecer lazos desde la INDEPENDENCIA Y EL RESPETO, que bonito como han germinado, a su tiempo las semillas de la PERSEVERANCIA Y LA FE..! Todo llega, cuando es el tiempo perfecto para vivirlo…Cuándo el alumno está preparado aparece el maestro, entonces y solo entonces puede apreciarse y entenderse del todo el MENSAJE… Han de darse, al unísono, todas las condiciones, todos los ACTORES IMPLICADOS pasean a sus anchas y con soltura por ese amplio escenario vital para retroalimentarse y retroalimentar a los otros. Soplan vientos de “HE APRENDIDO LA LECCIÓN”… Ahora sí que puedo pasar página dulcemente y comenzar otro día, otra vivencia, otro libro… Disfrutar de estos días en los que … DE REPENTE LA FAMILIA CRECE… que diferencia con respecto a la CONVIVENCIA de años atrás cuándo todos nos movíamos anclados a nuestros marcados PROGRAMAS SUBCONSCIENTES del pasado, los reproches, el dolor, el victimismo, como en una partida de cartas cada uno jugaba su juego, era casi imposible jugar con unas mismas reglas… ¡mira que el mensaje era y es simple! pero como siempre ocurre, había que tomar distancia, mantenerse, sanar heridas, respetar los tiempos del DESPERTAR de cada cual para luego disfrutar del delicioso pastel ¿demasiado bueno para ser verdad? ¡Nooo!… ¿se puede tener todo? ¡Rotundamente sí! Me lo CONCEDO y así ocurre, naturalmente, cuando uno menos lo espera y al mismo tiempo tiene la absoluta y aplastante seguridad de que va a ocurrir dejando el COMO Y EL CUANDO en manos del universo y del sabio creador.

Crecer en un sano amor

La sabiduría crece, al mismo tiempo que la familia ha vuelto a crecer y encajar toda junta, por unos días, por un instante, no importa el tiempo, diez días para reencontrarnos, somos los mismos, pero no, sí en esencia, pero fortalecidos y remasterizados. Somos una versión más avanzada y mejorada de nosotros mismos, hemos sabido CRECER EN UN SANO AMOR, marcar nuestros límites y engarzar las piezas del COLLAR FAMILIAR con mimo y paciencia. El resultado es que brillamos y nuestro brillo va más allá de abrazos, besos y palabras bonitas, que aunque haberlos haylos, atraviesa lo físico e inunda con su energía, se extiende, se respira, se comparte. Un collar familiar que une, cohesiona, aprieta en un abrazo sin aprisionar.

Gracias vida por dejarme ver con claridad meridiana cual era mi parte de repaso emocional. Gracias por pulir mi corazón y dejarlo brillar y latir CON EL ALMA AL AIRE.

Vuelvo a mi parte más terrenal para seguir poniendo lavadoras… por unos días… DE REPENTE… LA FAMILIA CRECE.  🧡

Cambio de armario

Otra vez gira la rueda y me vuelvo a encontrar en el CAMBIO DE ESCENARIO, ya sabéis ese momento en el que el sol ha venido para instalarse unos meses y hacer subir los termómetros hasta temperaturas inimaginables. Reconozco que este año me daba un poco de pereza, pero más pereza me da ver esos jerséis gordos sobre las baldas cada día… me da calor solo el verlos.

Cambio de armario

CAMBIO DE ARMARIO-CAMBIO DE ESCENARIO… Se abre el telón y… el verano está nuevamente a la vuelta de la esquina. La historia se repite… aunque todo cambia… nada es igual… al menos exactamente igual… Así lo quiero vivir yo, aunque solo sea por no repetir la misma jugada una y otra vez de manera automática y no aburrirme… Este año voy a añadir algunas variantes.

Como parece que la cosa va de REINVENTOS, esta vez me dispongo a poner de moda  prendas de hace una década y más, salir un poco de lo que se lleva y mandar a paseo la monotonía de ir todos igual vestidos. No se si os pasará a vosotros pero cada vez que salgo veo más uniformidad en los vestuarios, una cosa es estar “alinquidoi” con respecto a las tendencias de moda y otra es que a veces creo que hemos vueltos a los uniformes y al cole.

Vuelvo al ORDEN… Ahora voy al baño. Repaso las fechas de caducidad de cremas de cara, cuerpo, anticelulíticas… ¡Cómo no van a estar caducadas si cada vez uso menos…!

Porque yo lo creo así… así es

Así es, aunque la ecuación pueda sonar disparatada, a más años menos cremas, MENOS ATADURAS Y MÁS LIBERACIÓN. Voy de sobra con mi aceite de almendras como hidratante corporal, así de camino me regalo un maravilloso masaje cada día que hace las veces de anticelulítico y no se si será que , pero mi piel está estupenda… en plena premenopausia.

Mis hijos me dicen cada dos por tres: …”mírala ella que contenta está… la verdad es que para tu edad estás muy bien…” Esta frasecita me hubiera sentado como tres patadas en la barriga hasta hace muy poco… ahora me hace gracia… será porque estoy en ese momento de la vida en el que uno ha traspasado las barrera del sonido y del que dirán y empieza a sentirse realmente bien en su pellejo.

Vuelvo al dormitorio… Me entusiasmo con volver a probarme y combinar prendas del año del catapum… que cosas más chulas tengo… entiendo porque me las compré en su momento… esta combinación me encanta… la lentejuela con el lencero y este top me chifla con estos pantalones blancos… lo que se me hace un poco más cuesta arriba es volverme a subir a esas alpargatas de cuña que solo mirarlas dan vértigo…

Ilusión y chispa

En fin… pongo ILUSIÓN Y CHISPA a la nueva temporada y al nuevo comienzo de período estival 2021… tengo cuerda para rato y guardaropa para siete vidas… Madre de Dios…¿cómo he podido comprar tanto en 20 años? Supongo, bueno, afirmo que porque antes cargaba mucho más las tintas en el exterior, intentaba llenar mis HUECOS EMOCIONALES a través de la compra compulsiva, pero sabes una cosa, mi querido amigo, ahora me alegro, salgo ganando por donde lo mire. Ahora lo veo desde arriba, desde ese ESCALÓN EMOCIONAL más alto, llamando a las cosas por su nombre, con mucha consciencia del significado que todo tiene y muy agradecida por poder disfrutar también, desde lo MATERIAL, de todas estas prendas bonitas que me hacen sentir bien y que pintan de color y entusiasmo la nueva estación estival que está a punto de comenzar.

¿Cómo llevas tu puesta en escena…?

La vida es un PASILLO DE COMEDIAS, una obra de teatro, una PUESTA EN ESCENA de la que cada uno somos dueños y señores ¿Cómo llevas tu puesta en escena… Revisas y cambias lo que menos te gusta y lo sustituyes por lo que te gustaría?

La DISCIPLINA Y LA PERSEVERANCIA son grandes aliadas, capitaneados por la super hermana mayor que bautizaron con el nombre de PACIENCIA y que según dicen los más sabios es la madre de todas las ciencias.

Suscribo y aplaudo a las tres, hago fila india con todas y me vuelvo a mi guardaropa a jugar a ser campanilla. 🧡