Entradas

Zapatero a tus zapatos

Casualmente, paseando por una popular calle de Sevilla, me topé de bruces con una tienda de reparación de calzado… Nada que ver con lo que recordaba antaño, cuándo de pequeñas, mi hermana y yo, cada una agarrada de una mano de mi madre, la acompañábamos a llevar zapatos al zapatero: ”coge una bolsa que vamos a llevar todos estos zapatos a ponerles suelas y tapas nuevas”. El zapatero en cuestión, al menos como mi mente infantil lo recuerda, era un hombre de pocas palabras, aún así, su cara dejaba entrever una persona amable y honrada… ataviado con un delantal mugriento y sentado en una sillita de madera, casi a ras del suelo, rodeado de montañas de zapatos… cada uno de su padre y de su madre… todos REVUELTOS

Zapatero a tus zapatos

Recuerdo que cada vez que íbamos pensaba… ¿Cómo acaba siempre encontrando los dos pares entre tanto zapato en un santiamén…? Muy sencillo y como nos pasa a todos nuestra mente tiene la poderosa habilidad de PONER ORDEN EN EL APARENTE CAOS… cada uno poseemos nuestro ORDEN Y CONCIERTO… el aparentemente ORDENADO Y el aparentemente DESORDENADO… también.

Cierto es que el espacio que habitamos habla mucho de nuestro ESPACIO MENTAL… y no lo digo yo, valga como botón de muestra el principio taoísta y milenario del FENG SHUI: para que circule la ENERGÍA libremente es de vital importancia el ORDEN. Es precisamente este orden el que permite mover y reciclar con acierto la energía y que tengamos acceso, a través de nuestros sentidos, a una ARMONÍA y a un BIENESTAR que no somos capaces de explicar pero que sí nos inunda… Al fin y al cabo… que más da… tampoco sabemos como funciona la tele… pero desde la más pura practicidad lo que queremos es darle a un botón y que se encienda… algo así como un PEDIDO CÓSMICO al instante concedido por el MAGO DE LA BOTELLA de los tres deseos… y en los tiempos que corren… el equivalente a AMAZON… que muy mal se tiene que dar la cosa para buscar algo y que AMAZON no nos lo pueda conceder casi instantáneamente…

Feng shui

Volviendo al FENG SHUI, que al menos a mí, me parece de lo más interesante, no se trata de tener la casa casi vacía en plan minimalista… igualmente si te gustan las casas más barrocas… ¡adelante… para gustos colores… zapatos, personas y muebles!

Se trata de ubicar en un ORDEN Y CON UNA DISPOSICIÓN CONCRETAS los objetos a fin de que todo esté EQUILIBRADO, el YIN Y EL YANG, lo MASCULINO Y LO FEMENINO, EL BIEN Y EL MAL… como siempre volvemos al PRINCIPIO DE LAS POLARIDADES… vivimos en un MUNDO DUAL, APRENDEMOS Y CONOCEMOS POR CONTRASTES… imposible saber lo que es la noche si no hay día para contrastar… o saber que me gustan más las patatas con “p” o las batatas con “b”si no pruebo y contrasto los sabores de ambas…

Maravillosa diversidad

Vuelvo la vista a aquél zapatero que recuerdo de niña, a ese montón de zapatos, de tacón… planos… de hombre… de mujer… de niño… abotinado… de verano… de invierno… MARAVILLOSA DIVERSIDAD… MARAVILLOSO ORDEN Y CAOS DE CADA UNO…

Desmenuzando el refrán que me encanta y que da título al post de hoy ZAPATERO A TUS ZAPATOS ósea, TODO EL MUNDO VA A LO SUYO MENOS YO QUE VOY A LO MÍO… dejemos de meternos en camisa de once varas JUZGANDO y mirando con lupa lo que el de al lado hace o deshace… ya tenemos suficiente con CALZAR CADA DÍA NUESTROS PROPIOS ZAPATOS, dedicar un momento aunque sea en SENTIR SI NOS APRIETAN y dejar de martirizarnos calzándonos una y otra vez con esos stilettos  puntiagudos que sabemos que nos machacan los pies… ojo al dato con LOS ZAPATOS QUE APRIETAN… están claramente hablando de como nos TRATAMOS… y yo no se vosotros… pero  he llegado a un punto que ANDE YO CALIENTE… RIASE LA GENTE y aunque me chiflan los zapatos bonitos, ya me lanzo, sin pudor a llevar a mi hijo en coche con las zapatillas de estar por casa… total… si no me voy a bajar del coche… y si me bajo… ¡que más da…!

Elige con esmero el mejor calzado para tus pies

Pues eso… aunque un poco caótico este post… por todas las contradicciones que encierra… esa soy yo… te deseo que estés bien cómodo en tus ELECCIONES DE FENG SHUI O NO, ELIGE CON ESMERO EL MEJOR CALZADO PARA TUS PIES… Y LO MÁS IMPORTANTE… DEJA QUE EL DE AL LADO HAGA LO PROPIO CON SUS ELECCIONES.

Al fin y al cabo… ¿Qué ESTÁ BIEN Y QUÉ ESTÁ MAL… QUIÉN LO DICTA SALVO NUESTRAS CONCIENCIAS?

?