Entradas

Deseo o necesidad

Me gustaría tu opinión, mi querido amigo. Casi puedo sentir desde aquí que INTERACTUAMOS y… ¡me encanta! yo delante del teclado y tu leyendo ¿Crees que DESEO Y NECESIDAD van de la mano, por separado, se incluyen o se excluyen? Ahí va mi opinión, mentalmente piensa en la tuya.

Como en el BALANCE está la virtud, al menos así lo creo yo, todo depende del color y la intención con la que se miran los acontecimientos. Todo es neutro, ni bueno ni malo en sí… Dicho todo esto ¿deseas o necesitas?

¿Deseo o necesidad?

Tardé un tiempecito en darme cuenta que DESEAR es, en primera persona, saludable, bueno y altamente recomendable. El haber crecido a la sombra de  PROGRAMAS COLECTIVOS  tales como ”más vale malo conocido que bueno por conocer”, “virgencita, virgencita que me quede como estoy” o “todo en la vida no se puede tener..”, han calado hondo en nuestra AUTOESTIMA, llevándonos, a veces, al conformismo más exacerbado. Así que el llevar, como dice la expresión “toda la vida con el cuello pisado” nos parece de lo más normal, nos RESIGNAMOS, con tristeza, en ocasiones, pero nos resignamos. Otras veces nos convertimos en VÍCTIMAS DEL SISTEMA y rumiamos, como las vacas masticando pasto, entrando en un círculo vicioso de …”es tan injusto, me siento fatal… yo no me merezco esto”,”no puedo hacer nada más… es lo que hay” ,”fíjate como se ha portado conmigo, con todo lo que yo he hecho por ella…” …la lista sería interminable, podemos chapotear en nuestro VICTIMISMO tanto como nos apetezca… 

Ensayo-error

Por mi parte, abro un nueva línea de EXPERIMENTACIÓN y “tiro por la calle de en medio..”, cuánto menos, otro nuevo ENSAYO-ERROR, si no pruebo sigo metida en la senda de la QUEJA Y LA INDEFENSIÓN APRENDIDA, ese estado de impotencia en el que uno prefiere tirarse al suelo como un reptil, en vez de intentar colocar un pie delante y otro detrás y caminar buscando nuevos horizontes… más que nada por no caer en la locura de actuar siempre de la misma manera y esperar, por ciencia infusa, resultados diferentes.. Einstein dixit.

En paralelo al DESEO viene la EMOCIÓN, la MOTIVACIÓN de alcanzar la META, son el motor y el vehículo a la vez, sin pasiones ni deseos ¿Qué sentido tiene la vida? 

La magia del deseo cumplido

Aquí entra la segunda variable en cuestión: la NECESIDAD. En el momento que necesito algo más allá de lo imprescindible para una vida digna, comienzo a restarle puntos a la MAGIA DEL DESEO CUMPLIDO. Intentaré explicarme mejor: desde el punto y hora que añado EXPECTATIVAS a la ecuación, comienzo a menguar efectividad al resultado. Quizá este ejemplo más gráfico te sirva: se me hace la boca agua pensando en comer un buen bizcocho casero. El DESEO me invade y mis papilas gustativas comienzan a rezumar saliva, como los perros de PAVLOV, corro a la cocina y me pongo manos a la obra con la masa, a medida que amaso me deleito con el resultado, casi me lo estoy comiendo antes de que esté hecho, tengo plena FE en que va a saber a gloria.Voy con el molde relleno de  un aroma que bien podría “resucitar a un muerto”, hacia el horno que previamente había puesto a 180 grados…¡esto es capricho de Dioses..!

Vuelvo al salón y sigo escribiendo, tengo media horita larga por delante hasta que esté listo… me levanto a los 10 min para ver como va mi obra… la ESPERA me consume, la TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN de no podérmelo comer ahora mismo es cada vez menor, tengo unas ganas de probarlo tremendas… aunque realmente no estoy al borde de morir de inanición ni de lejos. Conclusión: es un deseo, simplemente, y está muy bien que lo sea, pero cuándo entra la variable del “tiene que ser ahora…ahí, patinamos…”

Todo suma, todo enseña

Patinar me encanta, incluso cuándo me caigo me río de mí misma como la que más, aunque después de la primera caída el trasero duele un poco y prefiero poner mayor ATENCIÓN, al menos para no caer en la misma esquina y si aún así, ocurre, caerme del otro lado para estar  más compensada… ya ves que me gustan el paralelismo y la comparación, todo es como la vida misma, todo suma, todo enseña…

Lo que sí es seguro es que si añadimos la CERTEZA al tándem DESEO-MANIFESTACIÓN, tenemos  la victoria asegurada… ¿que por qué?… Muy sencillo: desde el instante primero en que quiero algo, siento la emoción, cuándo me emociono VIVO POR ADELANTADO LA EXPERIENCIA COMO REAL y la acompaño de la certidumbre de que, en algún momento de mi vida la voy a EXPERIMENTAR EN EL PLANO FÍSICO.

Todo pasa y todo llega, hasta la propia necesidad de que ocurra. DESEA sin necesidad y con CERTEZA y lo verás aparecer ante tus ojos. ?