Entradas

¡Esto no es mío..!

Con este titular amanezco hoy, en esta mañana fresquita más parecida al otoño  que a las calurosas temperaturas a las que estamos acostumbrados a mediados de junio por estos lares.

Despego los ojos tras un sueño recién sacado del horno, tan fresco que lo recuerdo con pelos y señales. Soy capaz de entender el mensaje que trae con absoluta nitidez, blanco y en botella.

¡Esto no es mío..!

Se han mezclado personajes de mi pasado con el presente, todos sabemos de que hablo. Esas aparentemente extrañas componendas que hace nuestro subconsciente para traer ciertos mensajes que nuestra alma ha pedido en feliz complot con nuestra mente y que nuestro cuerpo físico es capaz de traducir y canalizar cuando estamos preparados para recibirlo.

Resulta que en los últimos días he tenido varias tareas de limpieza, esas de RESETEO y cambio de ACTITUD, esas en las que casi no nos reconocemos, esas en las que distamos mucho de ser lo que creíamos que éramos, esas en las que nos sentimos renovados por dentro y por fuera… Esas en las que por fin exclamamos a boca llena…¡ESTO NO ES MIO!

Cada loco con su tema

En mi sueño volvía a una de mis antiguas casas. La casa era la misma aunque con algunos cambios. Estaba llena de armarios. Hasta aquí, delicioso, un gustazo tener muchos armarios con espacio para tenerlo todo en orden. Mi sorpresa fue mayúscula cuando al ir abriendo uno por uno descubrí que en todos había prendas olvidadas del dueño o anterior inquilino  ¿y ahora que hago yo con todo esto…?

En paralelo, distintos personajes de mi pasado con los que yo intentaba mantener una conversación con cierta coherencia, ni por asomo parecían escucharme… Cada loco con su tema. Yo hablando de las prendas ajenas que me había encontrado en los armarios y ellos salían por peteneras con conversaciones que nada tenían que ver.

Mensaje recibido

Dentro de este maremagnum de aparente caos todo ocupa su sitio en perfecto orden…Quizá solo necesite entregarme a unos minutos de ojos cerrados para que el puzzle encaje del todo… Así ha sido, mensaje recibido, traduzco a continuación:

Querida mía has elegido el camino del despertar y del continuo aprendizaje ¡aquí lo llevas!

“La ropa del armario que no es tuya se la devuelves a su dueño, recuerda que tu única responsabilidad es descolgar el teléfono y hacerle saber a quién corresponda que te haces responsable exclusivamente de tu propia ropa, osea de TUS DECISIONES y de TU VIDA. Si no he cubierto tus EXPECTATIVAS cortésmente te hago saber que solo estoy aquí para cumplir las mías. Por otra parte sería una lástima que dejaras esas prendas sin recogerlas, osea que te hicieras responsable de ellas, yo solo te lo comunico, son TAREA Y DECISIÓN tuyas el pasar a retirarlas o no. Como ves el MENSAJE siempre es BIDIRECCIONAL y están implicadas de manera perfecta las personas que tienen que estarlo para una EVOLUCIÓN MUTUA, el requisito es dejar que cada uno haga la pertinente lectura de la parte que le toca. Si se nos ocurre en un arranque de buena voluntad hacer el trabajo del otro, estaríamos privándolo, sin darnos cuenta, de una preciosa oportunidad de DARSE CUENTA el o ella, DESPERTAR Y DECIDIR pasar de  curso… Como siempre digo, no pasa nada, la vida nos pone la tabla de multiplicar una y otra vez hasta que somos capaces de cantarla con ojos cerrados y de memoria.

Toques de atención divinos

Nada hay tan bonito como el saber dónde uno pisa, el simple hecho de RECONOCERLO Y ACEPTARLO ya es un inmenso logro.

Llegados hasta aquí, con respeto y humildad, discrepo de aquella poesía de Calderón de la Barca donde se dice que …”los sueños.. sueños son…”. Quizá la intencionalidad o el enfoque de Calderón eran otros muy diferentes. Solo puedo decir que los sueños son para mí los TOQUES DE ATENCIÓN DIVINOS que nos hacen entender, salir de los enredos de ropajes ajenos y SOÑAR CON UNA NUEVA REALIDAD desde un armario limpio y vacío que espera con ilusión llenarse de TUS MEJORES NUEVAS PRENDAS.

Ahora sí, miro mi armario y con rotundidad digo a viva voz ¡ESTO SI QUE ES MIO! 🧡

Cambio de armario

Otra vez gira la rueda y me vuelvo a encontrar en el CAMBIO DE ESCENARIO, ya sabéis ese momento en el que el sol ha venido para instalarse unos meses y hacer subir los termómetros hasta temperaturas inimaginables. Reconozco que este año me daba un poco de pereza, pero más pereza me da ver esos jerséis gordos sobre las baldas cada día… me da calor solo el verlos.

Cambio de armario

CAMBIO DE ARMARIO-CAMBIO DE ESCENARIO… Se abre el telón y… el verano está nuevamente a la vuelta de la esquina. La historia se repite… aunque todo cambia… nada es igual… al menos exactamente igual… Así lo quiero vivir yo, aunque solo sea por no repetir la misma jugada una y otra vez de manera automática y no aburrirme… Este año voy a añadir algunas variantes.

Como parece que la cosa va de REINVENTOS, esta vez me dispongo a poner de moda  prendas de hace una década y más, salir un poco de lo que se lleva y mandar a paseo la monotonía de ir todos igual vestidos. No se si os pasará a vosotros pero cada vez que salgo veo más uniformidad en los vestuarios, una cosa es estar “alinquidoi” con respecto a las tendencias de moda y otra es que a veces creo que hemos vueltos a los uniformes y al cole.

Vuelvo al ORDEN… Ahora voy al baño. Repaso las fechas de caducidad de cremas de cara, cuerpo, anticelulíticas… ¡Cómo no van a estar caducadas si cada vez uso menos…!

Porque yo lo creo así… así es

Así es, aunque la ecuación pueda sonar disparatada, a más años menos cremas, MENOS ATADURAS Y MÁS LIBERACIÓN. Voy de sobra con mi aceite de almendras como hidratante corporal, así de camino me regalo un maravilloso masaje cada día que hace las veces de anticelulítico y no se si será que , pero mi piel está estupenda… en plena premenopausia.

Mis hijos me dicen cada dos por tres: …”mírala ella que contenta está… la verdad es que para tu edad estás muy bien…” Esta frasecita me hubiera sentado como tres patadas en la barriga hasta hace muy poco… ahora me hace gracia… será porque estoy en ese momento de la vida en el que uno ha traspasado las barrera del sonido y del que dirán y empieza a sentirse realmente bien en su pellejo.

Vuelvo al dormitorio… Me entusiasmo con volver a probarme y combinar prendas del año del catapum… que cosas más chulas tengo… entiendo porque me las compré en su momento… esta combinación me encanta… la lentejuela con el lencero y este top me chifla con estos pantalones blancos… lo que se me hace un poco más cuesta arriba es volverme a subir a esas alpargatas de cuña que solo mirarlas dan vértigo…

Ilusión y chispa

En fin… pongo ILUSIÓN Y CHISPA a la nueva temporada y al nuevo comienzo de período estival 2021… tengo cuerda para rato y guardaropa para siete vidas… Madre de Dios…¿cómo he podido comprar tanto en 20 años? Supongo, bueno, afirmo que porque antes cargaba mucho más las tintas en el exterior, intentaba llenar mis HUECOS EMOCIONALES a través de la compra compulsiva, pero sabes una cosa, mi querido amigo, ahora me alegro, salgo ganando por donde lo mire. Ahora lo veo desde arriba, desde ese ESCALÓN EMOCIONAL más alto, llamando a las cosas por su nombre, con mucha consciencia del significado que todo tiene y muy agradecida por poder disfrutar también, desde lo MATERIAL, de todas estas prendas bonitas que me hacen sentir bien y que pintan de color y entusiasmo la nueva estación estival que está a punto de comenzar.

¿Cómo llevas tu puesta en escena…?

La vida es un PASILLO DE COMEDIAS, una obra de teatro, una PUESTA EN ESCENA de la que cada uno somos dueños y señores ¿Cómo llevas tu puesta en escena… Revisas y cambias lo que menos te gusta y lo sustituyes por lo que te gustaría?

La DISCIPLINA Y LA PERSEVERANCIA son grandes aliadas, capitaneados por la super hermana mayor que bautizaron con el nombre de PACIENCIA y que según dicen los más sabios es la madre de todas las ciencias.

Suscribo y aplaudo a las tres, hago fila india con todas y me vuelvo a mi guardaropa a jugar a ser campanilla. 🧡