Entradas

con o sin

Para gustos, colores, tantos  como  en un arco iris… Me descubro, en una de las calles del super, parada frente a un batallón  interminable de  combinaciones y permutaciones de un mismo producto, hay tanto donde elegir que casi es mejor hacer esquema y resumen antes de acercar la mano a la estantería para coger las tortitas de arroz, maíz, salvado, centeno, con gluten, sin glúten, con chocolate, bajas en sal, sin aceite de palma, con lactosa, sin conservantes, veganas, bajas en calorías…¡Madre del amor hermoso! Está muy bien,vaya por adelantado, aunque viniendo de la generación que vengo, en la que las opciones eran merendar tostadas con mantequilla o pan con chocolate, debo confesar que, a veces, me siento apabullada ante tal avalancha de opciones para escoger.

¿Con o sin?

CON Y SIN, dos preposiciones, en aparente contraposición, una incluye y otra excluye. Lo que es maravilloso para una persona puede resultar terrorífico para otra. El mundo, nuestro mundo, en evolución continua, ofrece cada vez más opciones para contribuir y acercarnos  a nuestro perfecto bienestar. La elección siempre es nuestra, no será por falta de variedad, desde luego que no.

La dualidad siempre nos acompaña, hasta en las cosas más sencillas. Reunión de amigos: camarero libreta en mano: “para mí una cerveza sin, para mí una con todo el alcohol que le has quitado a la de ella ¡jo! yo no se que pedír, no puedo tomar ni azúcar ni nada con gas, estoy a dieta y si tomo burbujas me inflo como un globo, yo tomaré una copa de cava, a mi los gases, plin…” Ese camarero que tiene ganado el cielo, coge la comanda, gracias a Dios que lo apunta porque somos nueve, cada uno de su padre y de su madre, con gustos de lo más variopintos… Eso sobrepasa la dualidad,e so es pluralidad, maravillosas mezclas, donde el respeto brilla, me respeto y te respeto.

Emociones

¿Qué te parecería poder escoger ahora entre emociones CON CONOCIMIENTO Y SIN SUFRIMIENTO? Todas y cada una de nuestras EMOCIONES son necesarias, si no no las traeríamos de serie en nuestro equipaje genético  ¡qué maravilloso es sentirlas e identificarlas primero, para poder vivirlas en equilibrio y con plenitud después!

Equilibrio

Ahora dejo abierta la pregunta que nos lleva al meollo de la cuestión ¿Qué es EQUILIBRIO para ti? Te invito a hacer un ejercicio muy cortito conmigo: cierra los ojos, sin más… trae a tu mente alguna situación que te resulte placentera… ahora asóciala CON la emoción que te suscita… aunque sea por unos segundos… ¿sientes un estado de paz y bienestar?… así de fácil es el equilibrio para mí… luego, solo se trata de generar paciencia para ampliar cada vez más tiempo ese estado de bienestar a lo largo del día, todo es cuestión de práctica y perseverancia, prueba y verás. Llega un momento en el que la mayor parte de tu día es una delicia, vas haciendo poco a poco de tu vida un juego placentero, en el que son contadas las situaciones menos agradables, al menos el enfoque de la situación cambia diametralmente, recuerda que SOMOS LO QUE HACEMOS CON LO QUE NOS PASA. Es  algo así como la práctica del EQUILIBRIO físico, sosteniéndote sobre una pierna, enfocándote en un punto fijo de visión y concentración… CON VOLUNTAD Y CON PACIENCIA… SIN PRISAS Y SIN EXPECTATIVAS, lograrás mantenerte cada vez más ESTABLE durante más tiempo.

Amor

De ese estado de conciencia surge la posibilidad, cada vez más y más real, de poder vivir emociones como el AMOR SIN APEGO, la PRUDENCIA SIN MIEDO Y la FIRMEZA SIN VIOLENCIA.

El AMOR en su estado más puro, sin exigencias ni a mí mismo ni al otro… libres como el viento y preparados a responder con RESPETO Y DULZURA: ”siento si no cumplí tus EXPECTATIVAS, pero resulta que estoy centrado en cumplir las mías”. Esa respuesta delicada como el vuelo de una mariposa, sin despeinarnos y sin atisbo de culpabilidad… ¡eso es el cielo en la tierra, el paraíso!

 ¡Que placentero es tener seguridad en lo que uno quiere transmitir, de manera suave, SIN HOSTILIDAD, sin violencia y CON AMOR!

La prudencia

La PRUDENCIA desprovista de MIEDO nos empodera hacia nuestro más alto propósito y merecimiento. CON HUMILDAD y paso firme, di tu verdad, al completo, SIN TEMOR. Hazte consciente de que tus pensamientos pueden ser tus mejores amigos o tus peores enemigos. Una vez que un pensamiento con signo positivo o negativo ocupa tu espacio mental, aunque sea un segundo, hay una voz que se alza en tu interior diciendo: “¡EMOCIÓN a la vista!”

Archivo emocional

El ARCHIVO EMOCIONAL se prepara para sacar el tomo 3, folio 4, párrafo segundo relativo a esa experiencia de TRISTEZA que viviste con 7 añitos, tan parecida a la que estás viviendo ahora con 48… ¿Cómo es posible? Muy sencillo: nuestra MEMORIA A LARGO PLAZO lo guarda todo y le asocia la emoción sentida en ese momento, para que, si llegada la situación,  en un escenario similar, sepamos a que atenernos, la reconozcamos, y así pañuelo en mano, podamos llorar a moco tendido y tirarnos en plancha en el mar profundo del SUFRIMIENTO. Quizá,es el momento de decir : ¡alto ahí! GRACIAS por recordarme que sentí tristeza en esta situación, ahora también la siento pero elijo vivirla SIN sufrimiento, neutralizo la emoción , sí, estoy triste y lo reconozco, siento la tristeza, pero la tomaré sola, osea SIN hacerme daño. 

Cierro este post compartiendo una EMOCIÓN profunda: hace apenas una hora, he recibido una noticia tan bonita que la emoción de la ALEGRÍA se ha presentado vestida de llanto, llorar de alegría, cuando el corazón se sale del pecho de tan amplio y profundo como siente en eterno agradecimiento por creer en la vida y en los sueños.

¡Bienvenido al maravilloso mundo de tus EMOCIONES!

?