Dolce far niente

¡Que dulce es esa filosofía importada de la madre Italia que consiste en entregarse en brazos de una AUSENCIA TOTAL DE EXPECTATIVAS, en un NO HACER NADA CONSCIENTE, casi un volver a nuestro inicio más temprano cuando éramos tiernos bebés, ya ves que en lo más elemental, a veces, está contenido  el secreto de los grandes resultados. Eso que nos permitimos muy de vez en cuando, que si no parece que somos demasiado PEREZOSOS U OCIOSOS… Puede que ahí justamente esté la clave de eso que llamamos SUERTE… Personalmente lo identifico más con la INSPIRACIÓN, ese estado en el fluimos, como un globo cuándo lo soltamos y vuela hacia arriba, aparentemente sin rumbo, con una ligereza tan agradable que casi hipnotiza…

Dolce far niente

Acabo de terminar mi práctica diaria de MEDITACIÓN ACTIVA, osea mi rutina de yoga y me sumerjo en ese ronroneo tan agradable de estirarme y enroscarme hacia un lado y hacia el otro sin ganas de que este espacio termine… Algo así como cuando por la mañana damos la orden a nuestros ojos para que se abran y ponernos en marcha, pero aún seguimos paralizados queriendo alargar un poco más esa pesadez de párpados, ese RELAX CONSCIENTE que nos sugiere en voz muy bajita… “un poquito más… disfruta de este dulce NO HACER NADA… ni tan siquiera pensar en moverte… En un espacio dónde el TIEMPO SE PARA y volvemos a experimentar la despreocupación más absoluta por lo que vamos a hacer después… Ese ABANDONO absoluto en que tiempo y espacio se desdibujan, sin pretensiones de CONTROL alguno… Maravillosa DOLCE FAR NIENTE.

Mi energía vuela caprichosa hacia mi compañero de vida, Oscar, que visita en estos días a su familia en su Italia natal, sumergida aún en mi relajación, esta  maravillosa expresión latina me da idea del título del post en el que estamos sumergidos en este momento… Aprovecho y corro hacia mi portátil… Así es… Atrapo esos susurros, esa guía que me ofrece temática y guión cada viernes para compartir una nueva historia con vosotros, mis queridos lectores, cada semana.

Lo que proyecto es lo que me encuentro

Convencida, cada día más, que LO QUE PROYECTO ES LO QUE ME ENCUENTRO, me entrego a LA CERTEZA DE LA IMPROVISACIÓN… es una especie de… “nunca se que es lo siguiente que voy a hacer, pero sí lo se…” Espero poder haceros llegar con claridad esta sensación a través de esta expresión que tanto me gusta y con la que no puedo estar más de acuerdo… “Me entrego a mi suerte con el convencimiento absoluto de que va a salir bien”… Eso sí debes mantenerte alerta en ese estado de aparente no hacer nada… Es ahí donde cualquier cosa te puede dar pista de cuál es EL PRÓXIMO PASO

De una forma racional o irracional, seguimos teniendo en nuestros genes un impulso irresistible por conocer lo que va a pasar… y sobre todo para movernos en la dirección correcta hacia NUESTRA MEJOR VERSIÓN sintiéndonos respaldados por el guiño cómplice del universo.

Tiempo de estar más viva

Créeme si te digo que los resultados aparentemente más catastróficos contienen las más grandes enseñanzas… Es quizá en esos momentos de mayor caos donde desde el NO HACER NADA podemos ordenar y entender cuál es el mensaje, quedarnos el tiempo justo para trascenderlo y pasar a otro dulce AHORA NO HAGO NADA… La vida es muy sabia y nos da SEÑALES INEQUÍVOCAS para saber cuando toca PASAR A LA ACCIÓN.

Mientras tanto suelto el portátil y me entrego a otro ratito de APARENTE ABURRIMIENTO O TIEMPO MUERTO… Te invito a que practiques y saborees su placentero efecto… Para mí supone todo lo contrario… TIEMPO DE ESTAR MÁS VIVA.

Recuerda que en ese espacio lleno de identidad y al mismo tiempo sin nombres ni apellidos que lo definan se encuentran los mejores  SECRETOS DEL  UNIVERSO… esos a los que todos tenemos acceso directo.

Te deseo un disfrute pleno del dolce far niente que más te guste…al fin y al cabo… todos los caminos llevan a Roma… 🧡